viernes, 17 de diciembre de 2010

Sevilla F.C. 2- Borussia Dortmund 2 : El partido de los guardianes de Nervión

Dice la letra que cantan los Biris:

Y entre un te quiero y un te quiero,
vamos remontando al cielo,
y no puedo arrepentirme,
de este amooor
Animar a mi Sevilla,
es pa' mi un privilegio,
porque somos los Guardianes,
de Nerviooon"

Y aquí os pongo ejemplos de ello:


Previa del partido en el Bocaito


video


video

El partido del Miércoles tiene un protagonista especial: la afición del Sevilla F.C. Como afición sabia y exigente sabe cuando estamos ante un partido crucial. Si en otras ocasiones se muestra incomprensiva con los suyos, exigente, en el partido del Miércoles , y a pesar de las 5 derrotas consecutivas, esta afición estuvo como en las grandes tardes europeas que ya conocemos.
Estuvo metida desde el minuto 1 cantando el himno del centenario, ese evangelio sevillista hecho por el Arrebato. Sin embargo , en el minuto 3 recibió el primer mazazo con el gol de Kagawa. Entre el frío existente y el gol recibido, así como por la categoría del rival, se presumía lo peor.
Pero los alemanes no contaban con esta afición y con su bastión principal, Los Biris de Gol Norte. Con entusiasmo, con sevillismo deciden que este partido hay que ganarlo como sea y se ponen a animar. Y con ellos toda la afición sevillista.
El equipo en la primera parte se contagia de la afición y empieza a generar ocasiones aun cuando los alemanes controlan el partido. Romaric hace lo que no suele hacer como centrocampista mas ofensivo, es decir, llegar a porteria, ir a la zona de remate. En estas Kanoute centra un balón , Luis Fabiano pugna la pelota, un defensa alemán pifia en su despeje y aleluya, Romaric está en zona de remate y aunque mordida consigue marcar.
El equipo sigue en sus trece. Quiere ganar y en un corner Perotti pone un balón en la cabeza de su majestad Don Frederick Kanoute, este se eleva a los cielos y pone un balón imposible para el portero alemán.Ganábamos 2 a 1 y nos vamos al descanso.
En la reanudación del partido, un nuevo fallo defensivo en un córner botado por Sahin vuelve a poner las tablas en el marcador y con ello el miedo en la grada. Pero ahí es cuando aparece la afición del Sevilla , porque sabe que su equipo la necesita. Se pone a animar, se pone a presionar , a gritar , sabe que es pasar o morir.
El equipo sufre, no hace una buena segunda parte, pero logra un empate a dos que le es suficiente para pasar a la siguiente ronda de la Europa League. El sevillismo y el  equipo respira aliviado y lo celebra como una gran victoria.
Una vez mas , el Sevillismo demuestra a Europa su grandeza, su saber estar y animar, dando un golpetazo encima de la mesa diciendo que estamos ahí y que queremos seguir estando. El análisis futbolístico pasa a un segundo plano, la emoción del partido y la emotividad del final nos hacen ver una raya de luz al final del túnel en el que parece que estamos metidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario